«Trazo de tiza» / «Ana y Sara bebiendo»

Como ya comenté en alguna ocasión, nunca me he planteado hacer una continuación o segunda parte de “Trazo de tiza” y no creo que cambie de idea en el futuro. Pero la historia, tal y como se cuenta en el libro, deja un buen número de momentos fuera del foco de la narración. Escenas y situaciones posibles a las que no tuvimos acceso. No se trata de “escenas eliminadas”, en una decisión de “montaje”, sino de momentos no contados. Y desde hace algún tiempo me planteo de vez en cuando alguno de esos momentos y los reflejo en una ilustración.

Por ejemplo, desde que Raúl marcha de la isla hasta el momento en que Ana decide marchar también, dejándole una carta a su nombre en la taberna, es más que probable que Ana y Sara conversasen en algún momento. Tal vez simplemente se hiciesen compañía silenciosa alguna tarde mientras compartían un vaso de vino. No estoy seguro de qué podrían haberse dicho. No sé si llegarían a hablar de Raúl. No sé si llegarían a sentir algún tipo de complicidad.

Empiezo a pensar en la posibilidad de recoger esta colección de instantes y sus pequeños fragmentos de historia en un libro…

Ana e Sara bebendo_DBX_ORX_BLG Ana e Sara bebendo_BQX_COR_ORX Ana e Sara bebendo_ORX_FB