“Ardalén” listo para imprimir

Unos días antes de “Viñetas desde o Atlántico” terminé Ardalén. Las sensaciones fueron contradictorias: por un lado, el alivio de finalizar un trabajo que se prolongó durante tres años; la satisfacción de completar una historia que hacía tiempo que quería contar (la primera versión del guión estaba escrita desde antes de empezar a trabajar en De profundis); la convicción de haber aprendido mucho sobre la memoria y haber depurado mi forma de contar. Por otro, una cierta sensación de vacío, tras el bajón de adrenalina; las dudas ante la posibilidad de no haber sido capaz de expresar ciertos matices de la historia; el pánico ante el año de promoción que me espera. Y durante “Viñetas”, la pregunta que amigos, colegas y periodistas me repetían: ¿y ahora con qué te vas a poner? Aún no lo he decidido. Tengo tres proyectos que me apetecen dándome vueltas en la cabeza y comenzando ese proceso -un poco “frankensteiniano”- de piezas que se juntan. Lo que sí sé es que tengo ganas de divertirme. Necesito un cambio de tema, de tono y de estilo.

4 pensamientos en ““Ardalén” listo para imprimir

  1. Boa tarde de verán leendo esta pequena xanela ao mundo dun magnífico artista, contigo comparto garabatos meu!!! mais moi humildemente, non máis…
    Agardando xa por esa xoia que acabas de anunciar…
    grazas e saúde compañeiro,
    coné

    • Boa tarde, Coné. Si, a irmandade dos garabateiros é grande e xenerosa. Eu veño de atoparme cunha morea de colegas no festival de Solliès-Ville, en Francia, e é reconfortante comprobar como a máis da xente do gremio (sempre hai excepcións…) amosa abertamente a súa admiración e gusto polo traballo dos outros.

      Saúde, meu.

  2. Hola,
    Tuve la suerte de asistir a Expocomic en Madrid y conseguir que me dedicaras un ejemplar de Ardalén.

    Me gustaría agradecerte profundamente el trabajo que realizas. Admiro enormemente la sutileza, delicadeza y elegancia de tus dibujos y la inteligencia de tus guiones. No es fácil encontrar a un artista que sepa conjugar ambas facetas tan bien.

    Para mí uno de los placeres de esta vida es poder quedarte leyendo tus libros en la cama por la noche sin que nadie te interrumpa sabiendo que te pueden dar las tantas y que al día siguiente no vas a tener que ir a trabajar.

    Mis mejores deseos para la obra que acaba de echar a andar y salud para seguir produciendo joyas como las que nos tienes acostumbrados.

    Un cálido abrazo y gracias por tu trabajo.

    Jesús.

    • Hola, Jesús.
      Muchas gracias por las fotos. Y gracias por tu valoración de mi trabajo. En lo que respecta a placeres sencillos en esta vida, comparto esas lecturas nocturnas de viernes o sábado, sí. Algún día de entre semana también me dan las tantas, y a la mañana siguiente, cuando suena el despertador a las siete, me arrepiento del desliz…

      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *